Desplazar para descubrir  

Centinela

Algunas ruinas de Ashfeld han cambiado tantas veces de manos que solo queda de ellas un montón de piedras en una ladera. De este puesto bullicioso solo queda la torre y las magníficas vistas del valle a sus pies.